El fallecido cantante y productor estadunidense Barry White, considerado “El Maestro del Soul” y ganador de varios Grammy, destaca entre los artistas con más ventas de discos en la actualidad, según un documental de la BBC de Londres, a 63 años de su natalicio.

A lo largo de su carrera, el también llamado “El Rey del Romance Musical”, quien nació el 12 de septiembre de 1944 y murió a los 58 años el 4 de julio de 2003 en Los Angeles, California, ciudad donde radicó la mayor parte de su vida, vendió más de 100 millones de discos y recibió múltiples reconocimientos.

Icono de la música erótica por temas como Never gonna give you up, White se encuentra dentro de los 100 artistas más solicitados en las tiendas musicales, y comparte la lista con grandes exponentes como The Police, Barbara Streissand y Pink Floid.

Barry Eugene Carter, su nombre real, nació en Galveston, Texas, fue hijo de madre soltera, tuvo una infancia problemática, y durante su adolescencia estuvo encarcelado por robar ruedas de coches.

Su inquietud por la música comenzó desde niño, ya que cantaba en el coro de una iglesia Baptista, del que rápidamente se convirtió en el director. A sus 16 años ya formaba parte del grupo de Doo Woop The Upfronts, con el que grabó varios discos. En 1964 produjo Harlem shuffle, editado originalmente por Bob & Earl.

Abandonó los escenarios y los estudios de grabación para convertirse en ejecutivo del sello Mustang Records, donde descubrió a tríos como The Love Unlimited, del que fue mánager. White consiguió sus principales éxitos durante la década de los años 70, junto a su agrupación Love Unlimited Orchestra, con la cual grabó el álbum Love´s theme en 1972. Ocupó los primeros puestos y vendió un millón de copias.

Más adelante, fundó su propia productora: Soul Unlimited Productions y en 1973 regresó a la escena musical con su primera grabación como solista I’ve got so much to give e inició una larga carrera que lo convirtió en uno de los reyes de las pistas de baile, donde consiguió enamorar a miles de parejas desde los años 70.

Con un estilo basado en temas sexualmente explícitos y con arreglos perfectamente cuidados, la voz ronca del músico le ha permitido situarse como uno de los iconos de la música erótica con temas como los citados y Can’t get enough of your love baby.

A partir de 1977, su carrera perdió empuje, siguió lanzando grabaciones, pero con una repercusión casi nula, hasta que en 1987 reapareció con la edición del álbum The right night & Barry White. Entre su discografía y temas destacan también: Love’s theme, Staying power, The ultimate collection, You’re the first, the last, my everything , Never, never gonna give you up, Just the way you are y Let the music play, los cuales el músico escribió, produjo, cantó e impregnó de su sello distintivo.

En otra faceta de su carrera, White colaboró como actor en la serie de televisión estadunidense “Ally Mcbeal”, y también prestó su voz al programa The Simpson. Entre los reconocimientos a los que el músico se hizo acreedor destacan un Disco de Oro por la venta de más de un millón de copias de su primer single Walking in the rain with the one I love en Estados Unidos, así como dos premios Grammy en 2000 por su álbum Staying power.

Barry White, quien padecía graves problemas de riñón debido a su alta presión sanguínea y estaba a la espera de un trasplante, sufrió una trombosis que le paralizó la parte derecha del cuerpo, tras lo cual murió, el 4 de julio de 2003, a los 58 años en el Hospital Cedars-Sinai de Los Angeles, California.

En su último disco publicado en el 2000 titulado Ultimate collection, el artista dejó huella para los fanáticos del soul, por lo que en 2006 fue homenajeado en el céntrico Teatro Lope de Vega, ubicado en Madrid, España, con motivo del aniversario de su natalicio.

About The Author