Un trabajador del centro de basuras de la ciudad de Hanyu, en la provincia de Saitama (alrededores de Tokio), encontró 11 millones 400 mil yenes (100 mil dólares o 70 mil euros) mientras separaba los desperdicios combustibles de los no combustibles.

Según informó la cadena de televisión nipona TBS, el empleado de centro de basuras detectó una caja metálica cuadrada de 20 centímetros y, al ir a retirarla, se dio cuenta de que contenía varios fajos de billetes de 10 mil yenes.

El operario avisó a la policía, que autentificó que los billetes eran de curso legal y recién salidos de una entidad bancaria, aunque carecían de los hologramas que incluyen las últimas tiradas del Banco de Japón.

El dinero, clasificado por los agentes como objeto perdido, permanecerá seis meses bajo custodia de la policía, que ya ha iniciado una investigación para tratar de encontrar a su propietario.

Una vez concluido el plazo, los más de 11 millones de yenes quedarán a disposición del ayuntamiento de Hanyu.

About The Author