¿Cuál es el secreto para realmente dormir y descansar durante 7 u 8 horas?

Estos alimentos relajan los músculos, calman pensamientos incesantes y favorecen la producción de hormonas del sueño o tranquilizantes como la serotonina o la melatonina. ¿Ya comienza a bostezar?

Plátanos: Son una típica píldora para dormir con cáscara, además de que tienen un poco de melatonina y serotonina, los plátanos contienen magnesio que es un relajante muscular.

Té de manzanilla: La razón por la que el té de manzanilla es un té sugerido para antes de dormir es por sus efectos sedantes, es un antídoto perfectamente natural para relajar la mente y el cuerpo.

Leche tibia: No es un mito, la leche tiene triptófano, el cual es un aminoácido que actúa como sedante, y calcio el cual ayuda al cerebro a usar el triptófano. Además, provoca un “flash back” hacia la infancia cuando recordamos el biberón tibio en la cuna, completamente relajado.

Miel: Con un poco de miel en la leche tibia o en el té herbal. Mucha azúcar actúa como estimulante pero sólo un poco de glucosa envía el mensaje a su cerebro de “apagar” a las hipocretinas (son un par de neuropeptidos hormonales que estimulan el apetito).

Papas: Un poco de puré de papas no sobrecargará su tracto gastrointestinal y lo limpiará de ácidos gástricos que interfieran con los bostezos, los cuales inducen la producción de triptófano. Y si se mezcla con un poco de leche tibia se obtienen mejores resultados.

Avena: La avena es muy buena para conciliar el sueño, con un poco de miel de maple es la mejor opción.

Almendras: Un puño de almendras puede inducir a la somnolencia ya que contienen tanto triptófano como una buena dosis de magnesio relajante muscular.

Linaza: Cuando el estrés agobia agregue 2 cucharadas de linaza en su avena. Es un producto rico en ácidos omega 3 y es un remedio natural para mejorar el ánimo.

Pan de trigo integral: Una rebanada de pan tostado con miel y té de manzanilla provocarán la producción de insulina, la cual ayuda al triptófano a llegar a su cerebro en donde se convierte en serotonina y murmura suavemente a los oídos “duerme…”

Pavo: Es la fuente más famosa de triptófano, el cual comienza a trabajar cuando su estómago está vacío, no lleno, y cuando hay más carbohidratos cerca, no toneladas de proteína. Con una rebanada o dos con una de pan integral y tendrá juntos a dos de los mejores inductores de sueño de su cocina.

¿Qué pasa si ninguno de estos alimentos lo ayuda dormir? Revise sus hábitos de sueño con este test rápido y descubra que es lo que lo mantiene despierto por las noches:

http://www.realage.com/health_guides/RLS/intro.aspx

About The Author