El Consejo Representativo de Asociaciones Negras (CRAN) de Fracia está exigiendo a Le Petit Robert que retire los 170 000 ejemplares de la edición para el 2007, ya que no están de acuerdo con la definición que se le otorgo a la palabra “Colonización”.

El diccionario define:

Colonización.- Desarrollo, explotación de los países que se han convertido en colonias.

El CRAN alega que esta definición le da un sentido positivo a la colonización, pero Alain Rey, lingüista, lexicológo, filósofo del lenguaje y editor de Robert está en contra de esta acusación.

Alain Rey dice comprender que una palabra pueda ser peligrosa, en particular palabras como “raza”, “racismo”, “esclavitud”, “antisemitismo” y por supuesto “colonia” o “colonización”. Pero la disputa con el Petit Robert es completamente injusta. Es la señal de una falta de cultura económica total por parte de sus detractores. Lo que el CRAN reprocha es el uso de la palabra desarrollo.

Alain Rey dice: “Confunden el valor económico y el valor moral. Hablar de colonización -como proceso histórico – no es hacer la apología del colonialismo – que es una actitud -, palabra que así claramente definimos: Sistema político que preconiza el empleo y la explotación de territorios en interés del país colonizador. Hace algunos años, tomamos la precaución de agregar el término explotación para evitar este tipo de equivocación.”

Para Alain Rey no es honesto extraer tres palabras de una definición que remite a otros términos, crear polémica y pedir que retiren una obra que contiene 25 millones de palabras definidas. El lingüista recuerda también que esta palabra aparece tal cual desde 1967. “Un diccionario no es una plataforma de debate ideológica. Es un trabajo de alrededor de cuarenta años, realizado con una treintena de personas (lingüistas, historiadores y científicos), todas ellas muy informadas del impacto que puede causar la de una palabra. No es un trabajo subjetivo ni un libro de opinión”, afirma el editor.

Ya veremos en que termina este debate pero mientrás tanto debemos estar conscientes de que las palabras tienen un impacto emocional, social e ideológico. La diferencia la hace el contexto en el que las utilizamos.

About The Author