Según un estudio realizado en Holanda se descubrió que varios juguetes sexuales contienen sustancias llamadas “ftalatos”, las cuales sirven para lograr una textura más suave.

Se demostró que de 8 juguetes analizados, 7 contienen niveles alarmantes que van de 24% a 51%, los ftalatos son químicos no biodegradables (al menos no fácilmente)y pueden ser sumamente dañinos.

En el 2005 la Unión Europea prohibió su uso en la producción de jueguetes para niños, pero ahora se utiliza en juguetes para adultos.

En 1998 en México, la Secretáría de Salud recomendó evitar este tipo de productos debido a su contenido de PVC, el cual puede ser muy dañino.

Estas sustancias pueden afectar el sistema hormonal, causar defectos en el hígado y riñones y dañar el sistema reproductivo e incluso causar cáncer.

México no cuenta con ningún tipo de investigación en cuanto a este tema y realmente es necesario que se regule el uso de estas sutancias en la producción de cualquier tipo de juguete. Todas las personas tienen derecho a saber que sustancias contiene con lo que juegan.

fuente: greenpeace.org.mx

About The Author