La llegada de los argentinos ha causado un problema más: el idioma.

Ya que el director del equipo británico, Alan Pardew, no logra comunicarse con los jugadores argentinos, ha llegado a la necesidad de que otro integrante del plantel haga las veces de intérprete.

Lo curioso de esta nota es que este “intérprete improvisado” no es ni latino, ni mucho menos un español. Se trata de un joven jugador israelí: Yossi Benayoun.

Este futbolista, llegó a Inglaterra la temporada pasada, jugó tres años en el Racing de Santander (entre 2002 y 2005) y allí tuvo que aprender a hablar en español.

Ahora, Yossi Benayoun será pieza fundamental para que los argentinos puedan comunicarse con el resto de sus compañeros y con el cuerpo técnico. Tal vez su ayuda pondrá fin al menos a este problema.

About The Author