Moko plays with swimmer

Un delfín logró liberar dos a dos ballenas en sólo cuestión de minutos. Este delfín se convirtió en el héroe de dos ballenas al rescatarlas de un banco de arena en una playa de Nueva Zelanda donde llevaban horas varadas.

El responsable del departamento de Conservación de Medio Ambiente, Malcom Smith, le dijo a la BBC que tanto él como un grupo de personas habían estado intentando durante una hora y media regresar las ballenas al mar.

Smith explicó que estos animales -pertenecientes a la especie de cachalote pigmeo- se habían atascado varias veces en bancos de arena y tanto ellos como los humanos estaban cansados y listos para tirar la toalla. Hasta que el delfín apareció. Se comunicó con las ballenas y los dirigió hasta aguas más profundas.

Este delfín mular -o delfín hocico de botella- es conocido por los residentes locales como Moko, ya que le gusta jugar con los bañistas de la playa Mahia, en la costa este de la Isla Norte del país.

“Algo ocurrió”. “Yo no hablo el idioma de las ballenas y tampoco el de los delfines”, comentó Smith, “pero obviamente algo ocurrió porque las dos ballenas cambiaron de actitud. De estar angustiadas pasaron a seguir al delfín de buena gana por toda la playa, directo al mar”. Smith agregó que el delfín logró lo que ellos no pudieron. “En cuestión de minutos todo se arregló”.

El jefe de Conservación dijo sentirse afortunado de haber presenciado el extraordinario evento, y está encantado por las ballenas, porque en el pasado ha tenido que sacrificar animales que quedan atrapados en bancos de arena.

Desde entonces las ballenas no se han vuelto a ver en la costa, pero a Moko sí que ha vuelto a jugar con los bañistas en la bahía. “Sé que no lo debería hacer porque nosotros deberíamos ceñirnos a las normas científicas… yo me metí en el agua y le di una palmadita al delfín. Después de todo él realmente salvó el día”, confesó Smith.

About The Author