En las calles de Nueva York, Joshua Allen Harris ha creado animales inflables con bolsas de plástico, como las que dan en el supermercado. Los amarra a las áreas de ventilación del “subterráneo” (o metro) y cada vez que los vagones pasan por debajo el animal comienza a tener vida.

About The Author