El doctor Kenneth Kinzler, de la Universidad de John Hopkins en Baltimore, anunció que un estudio genético mdemostró que el cáncer es más complejo de lo que se creía.

“Esperábamos encontrar sólo un puñado de genes, no 200” afirmó Tobias Sjoblom autor principal del estudio.

‘Se desconocía que la amplia mayoría de esos genes estaban genéticamente alterados en los tumores y que afectarían un amplio rango de funciones celulares, incluidas la transcripción, la adhesión y la invasión’, escribieron los autores del estudio en la revista Science.

‘Estamos convencidos de que este tipo de estudio proporcionará uno de los mejores mapas posibles para vencer al cáncer. ¿Quién se perdería la oportunidad de leer el plan de acción del enemigo?’, manifestó Kinzler.

Ya que cada tipo de cáncer tiene un borrador diferente, los resultados del estudio podría llevar a nuevos tratamientos y mejores métodos de diagnóstico del cáncer, además de ayudar a comprender cómo se desarrolla la segunda causa más importante de muerte en el mundo desarrollado, agregaron los especialistas.
Es decir la investigación también ayudará a suministrar terapias más personalizadas.

About The Author